Jabe Fitness Menú

Permalink:

como-ser-feliz-el-valor-de-hacer-lo-que-uno-quiere

Cómo ser feliz: el valor de hacer lo que uno realmente quiere.

En esta sociedad en la que vivimos, tenemos un problema muy serio y bastante típico. Es muy fácil decir que no debemos ser materialistas y que realmente el dinero no da la felicidad, sin embargo, no nos damos cuenta de que , en la mayoría de las ocasiones, incluso conociendo esta teoría, acabamos cayendo en el error de valorar nuestra felicidad pensando únicamente en lo material.

Nuestro organismo es muy complejo y no hay más que ver la cantidad de factores que debemos tener en cuenta (aplicado al mundo fitness) para poder perder grasa o aumentar nuestra masa muscular (para perder grasa saludablemente, manteniendo la mayor masa magra posible, debemos jugar muy bien con todos los macro y micronutrientes además de conocer nuestro gasto energético etc…. mientras que para generar músculo, debemos además prestar muchísima atención en la planificación completa de la rutina de entrenamiento, periodizar correctamente, utilizar los pesos, series y repeticiones óptimos para generar la hipertrofia, etc). Además de todo esto, es curioso que incluso en este ámbito, nuestro sistema neuronal, nuestro cerebro juega un papel importantísimo, la semana pasada os dejé un artículo bastante interesante que recomiendo que lean sobre la implicación del SNC en nuestros entrenamientos y en nuestra progresión:

No sabemos disfrutar de nuestras victorias

Cuando nos proponemos un reto, una meta, un objetivo concreto, lo hacemos para tener un entretenimiento diario con el que obtener finalmente una recompensa, pensando que vamos a disfrutar muchísimo cuando la consigamos (aunque si no la conseguimos, muy probablemente nos hundamos en la miseria e incluso podamos caer en una depresión, los límites entre la infelicidad y la felicidad son bastante cortos). Sin embargo, nuestro cerebro no es capaz de saborear el momento por mucho tiempo.

En el momento en el que logramos alcanzar un objetivo, como por ejemplo finalizar una carrera superior de ingeniería, realizar nuestra primera carrera popular de 10Km, incluso llevado a lo material, comprarnos un ordenador de última generación, un smartphone de última generación o un coche, no somos capaces de disfrutar del momento, nuestra felicidad por haber logrado ese objetivo se acaba a las pocas horas, días, semanas , a pesar de haber realizado un esfuerzo de 4,5,6 años. Las personas necesitamos sentirnos vivas y la única forma de que esto suceda, es teniendo siempre nuevos retos en la vida, nuevas metas que conquistar, nuevos sueños que cumplir, en el momento en el que dejamos de tener objetivos, solemos caer en el error de centrarnos en la vida de los demás.

Una persona que  tiene una vida vacía, sin objetivos, sin sueños, es muy común que se dedique a evaluar lo que está haciendo “menganito o fulanita”, dejamos de vivir realmente nuestra vida, centrándonos en la de los demás y esto lo único que provoca es que nuestra felicidad, el hecho de disfrutar de nuestras vidas, de lo que realmente hacemos día a día, no dependa de nosotros, y esto es un grave error.

Miedo a la opinión de la sociedad

Otro grave error que existe en nuestra sociedad es la de intentar siempre agradar al resto. En reuniones sociales, en comidas familiares, muchas veces hacemos cosas que realmente no haríamos si estuviéramos solos, tan solo por el hecho de agradar a los demás, por ejemplo: una persona que nunca bebe alcohol en su casa y que además no disfruta de ello, por quedar bien al finalizar una comida se toma una copa. Está muy bien que se tome la copa si realmente le apetece (no voy a pararme a analizar cómo le sienta al cuerpo, tampoco vamos a ser talibanes nutricionales, si uno quiere tomarse una copa que se la tome, eso sí, es indudable que no tiene ningún efecto positivo para el organismo Efectos del alcohol en nuestro organismo (I) ) , pero en una gran mayoría de las ocasiones, esta persona se tomará la copa tan solo por agradar al resto, parece mentira pero es así (o eso, o simplemente por el qué dirán si no me tomo esa copa).

Este ejemplo de la copa es un ejemplo tonto, os voy a poner un ejemplo mucho más complejo y que afecta no a un momento puntual, sino a una vida por completo:

LA VIDA TRUNCADA DE BÁRBARA

Bárbara K. es una chica polaca que quiere estudiar filología turca en la Universidad de Cracovia. Su padre es el dueño de una fábrica de cosméticos. La fabrica está situada en el sótano de la casa familiar en situación de semiclandestinidad. Al señor K. le hubiese gustado tener un hijo varón que heredase la fábrica. Como tiene dos hijas y la mayor vive fuera del país, le pide a Bárbara, su hija menor, que estudie química y así pueda ayudarle a sacar adelante la fábrica de cosméticos de la que malvive la familia. Bárbara accede y renuncia a su vocación profesional. En la universidad, en el último año de la carrera de química, conoce a un profesor casado del que se enamora. El padre de Bárbara declara que si su hija mantiene relaciones con un hombre casado no volverá a hablarle jamás. Bárbara renuncia a su amor. Nunca vuelve a enamorarse. Quince años más tarde, el padre de Bárbara muere y ella, soltera, queda a cargo de la fábrica clandestina y de su madre.

LA OBCECACIÓN DE LA SEÑORA K.

La señora K. es la madre de Bárbara. Siempre ha lamentado profundamente que su hija no se emancipase de la influencia de su padre, pero no ha sabido ayudarla. La vida también es difícil para la señora K., porque la fábrica da cada día menos dinero y su semiclandestinidad le crea muchos temores. La señora K. tiene miedo de la policía, del hambre, del frío, de la soledad. Ahora, fallecido el señor K. desde hace veinte años, la señora K. malvive en su amplia casa con su hija Bárbara. Han considerado la posibilidad de vender la casa, pero necesitan espacio para albergar la fábrica. Además, también necesitan el marco adecuado para colgar la colección de cuadros del difunto señor K. Se trata de una colección de pintura polaca de gran valor, que logró escapar a los peores tiempos de la ocupación rusa gracias a la discreción de la familia. La familia K. se acostumbró a vivir discretamente, sin llamar la atención, evitando invitar a conocidos a su casa. Hoy en día, para llegar a fin de mes, prescinden de la calefacción en invierno. Esto ha empeorado mucho el reuma de la señora K., que camina con dificultad, pero favorece la conservación de los cuadros. La venta de un único lienzo de la amplia colección mejoraría drásticamente la vida diaria de la señora K., pero ella prefiere cumplir los deseos de su difunto esposo. No podría mirarse al espejo si traicionase la voluntad del señor K. Está acostumbrada a la vida dura. Tal vez lo único que lamenta, a veces, es que ya no se atreve a dejar la casa desatendida por miedo a que alguien entre a robar los cuadros, por lo cual ya no puede visitar a su hija mayor ni a su nieto, al que apenas conoce, que viven desde hace años en el norte del país. Pasa, pues, las navidades sola con Bárbara, que prefiere acompañar a su madre por miedo a que el reuma le cause una caída fatal. Bárbara heredará los cuadros cuando su madre muera, y los legará a su vez a su sobrino Alexander, al que apenas conoce.

El viaje a la felicidad – Eduardo Punset

Como vemos, en estos dos casos, dos personas han dejado realmente de vivir sus sueños , de hacer lo que realmente hubieran querido acabando por vivir los sueños de otra persona, viviendo una completa infelicidad durante un periodo muy extendido de tiempo, tan extendido como su vida completa.

Por eso, si tienes un sueño, por muy grande que te parezca, por muy imposible que pienses que es conseguirlo, si realmente crees en él, si verdaderamente deseas conseguirlo , nunca dejes que nadie te quite esa ilusión y esas ganas por conseguirlo. Hay una frase de la película En busca de la felicidad que resume todo esto:

” Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto. “

Solo así conseguirás vivir plenamente feliz siempre y no olvidéis tampoco tener siempre un objetivo o un sueño que cumplir: Ten siempre un objetivo que cumplir y vive tu sueño.

Siento el rollo que os he soltado, pero creo que al que haya sido capaz de llegar hasta esta línea, quizá hoy tenga un momento de reflexión y espero que comience su camino de la felicidad.

Buen fin de semana a todos! 🙂 Prometo traeros novedades fitness (de hecho en unos minutos saldrá la entrega del VIII recopilatorio fitness semanal)

Os recomiendo que veáis esta conferencia de Josef Ajram

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Facebook: https://www.facebook.com/jabefitness
Twitter: @jabenitez88
Instagram: @jabenitez88
Feed de Podcast: feeds.feedburner.com/jabefitness-podcast
Podcast en Itunes: https://itunes.apple.com/es/podcast/jabe-fitness-habitos-saludables/id908050681
Podcast en iVoox: http://www.ivoox.com/podcast-jabe-fitness-habitos-saludables-nutricion-dep_sq_f1128761_1.html
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/Jabefitness

  • Gracias por dejar un comentario, por favor sea claro. Está permitido código HTML y href.
Email
Print