Jabe Fitness Menú

Permalink:

obeso1

La importancia del perímetro abdominal frente al IMC

Muchas personas, para saber si están saludables o no, se fijan en el peso que marca la báscula y en el Índice de Masa Corporal.

El Índice de Masa Corporal se calcula dividiendo el Peso entre la Altura que al cuadrado, es decir:

Si una persona mide 175cm y pesa 90kg, su IMC es = 90/(175*175) = 29,38.

Clasificación internacional (de la OMS: Organización Mundial de la Salud) del estado nutricional (infrapeso, sobrepeso y obesidad) de acuerdo con el IMC (índice de masa corporal).

Clasificación

IMC (kg/m2)

Valores principales

Valores adicionales

Infrapeso

<18,50

<18,50

Delgadez severa

<16,00

<16,00

Delgadez moderada

16,00 – 16,99

16,00 – 16,99

Delgadez aceptable

17,00 – 18,49

17,00 – 18,49

Normal

18,50 – 24,99

18,50 – 22,99

23,00 – 24,99

Sobrepeso

≥25,00

≥25,00

Preobeso

25,00 – 29,99

25,00 – 27,49

27,50 – 29,99

Obeso

≥30,00

≥30,00

Obeso tipo I

30,00 – 34-99

30,00 – 32,49

32,50 – 34,99

Obeso tipo II

35,00 – 39,99

35,00 – 37,49

37,50 – 39,99

Obeso tipo III

≥40,00

≥40,00

Pero esta tabla en muchas ocasiones no nos sirve, ya que, 1kg de músculo ocupa menos que un kg de grasa, como se muestra en la siguiente ilustración:

grasa vs musculo

Trasladando esto a nuestro cuerpo, nos podemos encontrar con una persona de 170cm de altura con un peso de 90Kg pero con un % de grasa corporal de un 10%, lo que significaría que posee 9kg de grasa y 81kg de músculo, y su IMC el que calculamos anteriormente 29.38.

Mientras que por otro lado, nos encontramos con una persona de la misma estatura, el mismo peso, pero con un % de grasa corporal del 35%, es decir, 31.5kg de grasa y 59.5 de músculo, y en este caso su IMC también es de 29.38.

Viendo estos dos casos, nos damos cuenta que lo más importante no es ni el peso que tengamos, ni el IMC que obtengamos, ya que, podemos enter un IMC que entre dentro de los valores “normales”, pero estar pasados de peso, o si estamos muscularmente grandes  tener un IMC que indique obesidad, pero realmente estar fuertes.

Explicado esto la Fundación Española del Corazón nos advierte que la zona del cuerpo en la que se encuentra acumulada la grasa es un factor de riesgo cardiovascular mayor que el exceso de peso y por ello nos explica que es más importante medirnos la zona del perímetro abdominal en lugar de calcular el IMC.

Destacar que, según la localización del a grasa, existen dos tipos de obesidad: la periférica (exceso de grasa en glúteos, muslos y brazos) y la central (exceso de grasa abdominal). Esta última es la más perjudicial para nuestro organismo, pudiendo multiplicar por dos el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Explicado lo anterior, se ha dado el caso en muchas ocasiones de personas que tenían un IMC dentro de los valores normales, con un riesgo alto de padecer enfermedades cardiovasculares debido a la acumulación excesiva de grasa en la zona abdominal. Es decir, podemos tener un peso y un IMC normales , pero tener un perímetro abdominal de alto riesgo para nuestro corazón.

El perímetro abdominal es una medida antropométrica que permite determinar la grasa acumulada en el cuerpo. En la mujer es 88 centímetros y en el hombre, 102 centímetros. Si en una persona con exceso de peso el perímetro abdominal es menor que los valores mencionados se habla de obesidad periférica, mientras que se habla de obesidad central cuando el perímetro abdominal es mayor.

¿Por qué debemos controlar nuestro perímetro abdominal?

  • La obesidad central tiene peores consecuencias para el metabolismo, ya que favorece el desarrollo de diabetes y gota. Además quienes la padecen tienen altas posibilidades de acumular grasa también en otros órganos vitales, lo que favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Las personas obesas suelen tener asociados otros factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial.
  • Se estima que la hipertensión es 2,5 veces más frecuente en los obesos que en las personas de peso normal.
  • Entre los obesos, es mayor la incidencia del tipo androide que del ginoide. A igualdad de peso, los primeros tienen mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Los estudios llevados a cabo en países occidentales han mostrado una relación entre obesidad y mortalidad.

Pensad que si tenéis sobrepeso, no debéis bajar de peso para veros más guapos, sino para estar más saludables. Es vuestra vida, es vuestra salud… vosotros elegís cómo queréis vivir.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Facebook: https://www.facebook.com/jabefitness
Twitter: @jabenitez88
Instagram: @jabenitez88
Feed de Podcast: feeds.feedburner.com/jabefitness-podcast
Podcast en Itunes: https://itunes.apple.com/es/podcast/jabe-fitness-habitos-saludables/id908050681
Podcast en iVoox: http://www.ivoox.com/podcast-jabe-fitness-habitos-saludables-nutricion-dep_sq_f1128761_1.html
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/Jabefitness

Email
Print