Jabe Fitness Menú

Permalink:

coles

Las pastillas lo arreglan todo

Buenos días a todos, hoy quería tratar un tema que me parece bastante interesante, quizá algo subjetivo y menos científico, pero que espero que ayude a mucha gente a abrir los ojos.

Muchos de los que me leéis habitualmente, ya sabréis que no llevo ligado al tema de la nutrición, deporte y vida sana desde que nací, más bien empecé a interesarme hace ya un año y medio. Comencé saliendo a correr…. intentando coger una rutina deportiva y mantenerla al máximo posible. Esto me hizo leer sobre cómo nuestro cuerpo utilizaba la energía y al final me interesé enormemente por el mundo de la nutrición (el que quiera leer más puede ir a la pestaña “Sobre mí“)

El tema que quería tratar da para escribir un libro, pero voy a intentar explicarlo de forma que no os aburra leerlo y finalicéis el texto, es un reto para mí, pero sé que no puedo hacer un texto más corto.

Cuando vas al médico, la solución generalmente es una pastilla

Me he dado cuenta de que todas las personas (entre las que me incluyo), a lo largo de nuestra vida no hemos recibido una buena dosis de educación nutricional. Y es que, nosotros nacemos con un cuerpo que vamos a tener que cuidar durante toda nuestra vida, si queremos poder disfrutar sanos y llegar a mayores en las mejores circunstancias posibles, pero por desgracia, nadie nos da un manual de instrucciones.

Infinidad de veces he hablado sobre cómo he cambiado mis hábitos en la alimentación y cómo he aprendido a combinar los distintos alimentos en función de los macronutrientes y micronutrientes que contienen, para que mi cuerpo esté con la energía suficiente para poder vivir mi día a día

El problema es que vivimos en una sociedad en la que, cada vez, se procesan y refinan más los alimentossolemos tener más días de “fiesta” y hemos convertido nuestra alimentación en algo secundario.

Pero el tema adonde quiero llegar hoy no es este, es la relación entre distintos problemas de la salud, ligados a la nutrición y la solución que nos va a proporcionar el médico

Cuando vamos al médico y tenemos un problema, debemos pensar que la persona que nos va a atender debe darnos una solución “rápida” a nuestro problema de salud.

Tengo el colesterol alto

Cuando vamos al médico y tenemos el colesterol alto, su deber es curarnos y para ello existen distintos medicamentos que ayudan a reducir dicho colesterol de forma rápida, pero ¿significa esto que es el único camino?  la respuesta es NO

Bien es cierto que hay muchas formas de tener el colesterol alto, una de ellas es incluso por culpa de nuestro propio cuerpo, que genera colesterol de forma endógena, pero he de recalcar que esto no es el caso mayoritario.

El colesterol generalmente en personas sanas que no tienen este problema con su organismo, aumenta por culpa de una mala alimentación a lo largo de su vida. En la gran mayoría de los casos, si las personas comieran lo que es debido durante cerca de un mes, se darían cuenta de que acabarían con muchos de estos problemas, por ejemplo: para reducir el colesterol, es necesario consumir grasas procedentes de frutos secos como las nueces y las almendras (estas primeras ricas en omega 3)aceites de pescados y aceite de oliva virgen (por mencionar algunas de las fuentes de grasas, que existir existen más).

Por desgracia, las grasas que se consumen mayoritariamente en nuestra sociedad, son las trans y las saturadas, y el exceso de estas, junto con el consumo elevado de carbohidratos refinados (panes blancos, azúcares, harinas blancas, etc) son las que producen en nuestro cuerpo el aumento del colesterol, entre otros problemas.

Para el médico lógicamente es mucho más sencillo y además es su obligación, mandar a su paciente una pastilla y que así logre reducir ese colesterol, pero si dicha persona no modifica su dieta, seguirá maltratando su organismo (aunque la pastilla le salve). Poniéndonos de nuevo en el caso del médico, tengo que defender que, si se les ocurriera educar nutricionalmente a cada paciente que tienen, además de necesitar un altar por todo lo que tendrían que intentar explicar a cada uno…. sería imposible convencer a alguien que lleva su alimentación sin ningún orden desde hace tantísimos años. Imagínense: “Señor, deje de tomarse su caña diaria en el bar de abajo con la tapa de callos correspondiente y comience a introducir las nueces en su dieta a diario, salmón mínimo una vez por semana…. etc”. Sin hablar de los problemas que tendrían en cuanto a denuncias recibidas por todos los pacientes. Así que quiero dejar claro que no me quejo para nada de los médicos, es más, alabo su increíble trabajo y pienso que tienen que aguantar muchísimo a todas las personas cada vez que van (y lo digo con conocimiento de causa porque una persona muy cercana a mí es del gremio).

Es por eso que la nutriciónconocer bien la composición de los alimentos y saber combinarlos para poder tener una dieta sana y equlibrada, es tan importante para poder tener una vida saludable y tener que evitar esas pastillas cuando lleguemos a ciertas edades en las que el cuerpo ya tiene mucho desgaste por el paso de los años (cosa que no podemos evitar).

Educación recibida en la carrera de medicina

Si bien es cierto, lo que no llego a entender muy bien es, por qué a los médicos los educan plenamente para curar con medicamentos sin darle ciertas bases sobre cómo sería la solución natural al problema (siempre que existiera), ya que creo que es muy interesante que, aunque ellos deban curar a las personas, no estaría mal (que al menos para conocimiento propio) supieran exactamente cómo se solucionaría ese problema o qué alimento / alimentos serían los que faltarían en la dieta de su paciente (seguramente) cuando vinieran con cierto problema.

Quiero decir: el otro día leyendo un párrafo del libro Tratado de nutrición de Ángel Gil (libro que por cierto recomiendo enormemente al que quiera aprender bien cómo funciona nuestro cuerpo y cómo afectan todos los nutrientes a los distintos procesos que se producen en nuestro cuerpo), encontré un párrafo en el que hablaba sobre la relación entre el consumo de grasas procedentes del pescado, ricas en omega 3 y la aparición de trombos.

Dicho párrafo hablaba sobre la notable reducción de posibilidades de aparición de trombos en personas que tenían en su dieta, cantidades suficientes de este tipo de grasas. En la siguiente página de este mismo libro, explicaba que el efecto producido por una buena dieta, era el equiparable a tomar aspirinas. La diferencia radica en que, los ácidos grasos omega 3, los podemos obtener simplemente teniendo una buena alimentación, recibiendo así lo que necesitaría nuestro cuerpo de forma natural, sin embargo, utilizar aspirinas, es la opción rápida de solucionar un fallo en nuestra dieta, que además puede acarrear otra serie de problemas (efectos secundarios) ya que, aunque ayude a evitar trombos, puede aumentar el riesgo de hemorragias internas graves ( http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120110_riesgos_aspirina_diaria_men.shtml ).

Este libro ofrecía la alternativa “natural” o más bien, cómo se debe nutrir bien al cuerpo para evitar dicho problema, y en la siguiente página, la solución para cuando no sabemos nutrirnos bien o cuando no nos apetece comer cierto tipo de alimento que contiene un elemento que en déficit provocaría que enfermáramos.

Y esto es solo uno de los muchos ejemplos que se pueden poner acerca de los efectos de mantener una dieta equilibrada a seguir comiendo por lo que nos vendan en la televisión.

A la sociedad nos gusta lo fácil

La sociedad actual prefiere sentarse en un sofá, tomar una pastilla y olvidarse de pensar en qué debe comer para estar sano. Es más sencillo tomar 8 pastillas que solucionen nuestras carencias en la dieta que pensar qué debemos comer a lo largo del día para estar sanos y hacer dicha comida.

Está muy bien que la ciencia avance, que se encuentren curas a enfermedades que antes era impensable tenerlas, pero creo que nos estamos olvidando de una cosa muy importante: mejor que curar una enfermedad, es prevenirla.

Fuentes

  1. Addressing lipid treatment targets beyond cholesterol: a role for prescription omega-3 fatty acid therapy.
  2. Omega-3 fatty acids in health and disease and in growth and development.
  3. Effects of combined therapy of clopidogrel and aspirin in preventing thrombus formation on mechanical heart valves in an ex vivo rabbit model.
  4. Risk of hemorrhagic stroke with aspirin use: an update.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Facebook: https://www.facebook.com/jabefitness
Twitter: @jabenitez88
Instagram: @jabenitez88
Feed de Podcast: feeds.feedburner.com/jabefitness-podcast
Podcast en Itunes: https://itunes.apple.com/es/podcast/jabe-fitness-habitos-saludables/id908050681
Podcast en iVoox: http://www.ivoox.com/podcast-jabe-fitness-habitos-saludables-nutricion-dep_sq_f1128761_1.html
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/Jabefitness

  • David

    Totalmente de acuerdo contigo. Falta mucha información nutricional, no solo desde pequeños, si no ya a la hora de que nos interesamos por lo que estamos comiendo y vamos a un supermercado y hay alimentos que no tienen ni etiqueta nutricional. Me parece muy triste pero es así.

  • Gracias por dejar un comentario, por favor sea claro. Está permitido código HTML y href.
Email
Print