Jabe Fitness Menú

Permalink:

Mitos nutricionales

Mitos nutricionales y barbaridades no saludables (I)

Buenos días a todos, este fin de semana he estado reflexionando y voy a escribir un pequeño artículo con los últimos comentarios que he escuchado acerca de la alimentación que atentan totalmente contra nuestra salud. Por desgracia, os puedo asegurar que algunas de estas barbaridades fueron dichas por personas que pertenecen al gremio de la medicina (no voy a especificar especialidades, pero os aseguro que son médicos)

He dejado de comer carne y pescado desde hace un mes, pero no bajo de peso

No sé por qué extraña razón, mucha gente lo primero que piensa es que nuestro enemigo, lo que nos hace engordar es la carne y el pescado que ingerimos, si solo comiéramos verde estaríamos todos delgados. Esto no es así y lo peor, la falta de estos alimentos (sin suplementación) van a provocar que tengamos graves carencias nutricionales.

En primer lugar, me gustaría destacar que ningún alimento engorda o adelgaza. En la nutrición básica, que mucha gente desconoce por desgracia, lo primero que debemos saber es lo siguiente:

  • Los alimentos son cajas que contienen 3 elementos que nos aportan energía (macronutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas) y otros elementos que son necesarios para poder realizar las distintas funciones de nuestro organismo de forma correcta (micronutrientes: vitaminas, minerales y fibra).
  • Sabiendo esto, podemos realizar la combinación que nosotros queramos de forma equilibrada a la hora de realizar las distintas comidas a lo largo del día.

La carne y el pescado nos aportan sobre todo proteínas , si eliminamos estos alimentos (a menos que consumamos muchos lácteos y huevos) tendremos una carencia nutricional importante que provocará, además de desajustes en nuestro organismo, graves pérdidas de masa muscular.

Lo que debemos tener claro es que eliminar alguno de los macronutrientes, afectará negativamente a nuestra salud y provocará que tengamos un grave desajuste hormonal y de nuestro metabolismo. Os aconsejo estos dos artículos que escribí en el que hablo sobre cómo nos nutren los distintos alimentos por qué las dietas que restringen alimentos son malas.

– Los alimentos no engordan, nos nutren

– El efecto rebote de las “dietas” ¿por qué se producen?

El médico me ha dicho que no puedo comer pan normal, porque a las mujeres nos afecta más la levadura (sin embargo el pan integral sí me deja comerlo)

Esta es una de las barbaridades más grandes que he escuchado en bastante tiempo ¿el pan integral no tiene también levadura?

No me cabe en la cabeza que una persona con 6 años de estudios a sus espaldas y 4 años de especialidad haga este tipo de comentarios, pero por desgracia, nuestra sociedad está tan confundida  que muchas veces el gremio médico prefiere contar un mito o una mentira rápida en lugar de realizar coaching nutricional con sus pacientes y enseñar realmente en qué se basa la nutrición y cómo debemos alimentarnos bien.

La explicación de que nos cambien el pan normal por el pan integral es por el alto contenido en fibra del segundo. El pan blanco (el ‘normal’, que en la actualidad por desgracia, no deberíamos llamarlo ni PAN, debido a los componentes con los que ahora se realizan para que sea todo más barato) está hecho de harina blanca refinada, que ha pasado por un proceso mediante el cual se han eliminado distintos micronutrientes y sobre todo fibra. Por el contrario, el pan integral no ha pasado por el proceso de refinamiento mediante el cual se elimina dicha fibra y micronutrientes, ya que, la harina utilizada es integral.

En este artículo hablo de forma más detallada sobre este tema, que también se puede trasladar a la pasta y arroces integrales entre otros: Mitos: El pan integral engorda menos que el pan blanco

Como breve resumen comentaré, que la insulina es una hormona muy importante a la hora de perder o almacenar grasa y la velocidad con la que entran los distintos azúcares en el torrente sanguíneo, va a delimitar que engordemos o adelgacemos (además de contar el conjunto de alimentos ingeridos durante el día y otra serie de elementos que he ido explicando en el blog en distintos artículos) No obstante, os dejo información sobre el índice glucémico de los alimentos , qué es y cómo afecta en nuestro organismo:

Si tomo frutas, pan, patatas, arroz o pasta por la noche voy a engordar

Esto es mentira, ya hablé de este mito en mi blog, pero me gusta recordarlo porque es uno de los más extendidos en el mundo de la nutrición. Hablándolo con distintas personas, creo que este mito surgió a raíz de alguien que no quiso extenderse explicando temas nutricionales a alguien que tenía un problema de sobrepeso y para escurrir el bulto y acabar deprisa la consulta, se limitó a decirle que eliminara el pan de por las noches y así bajaría peso, porque ese pan sobraba y era lo que le hacía engordar.

Pero lo cierto es… que lo que nos hace engordar es tener un superávit calórico, es decir, comer más de lo que gastamos. Si por ejemplo nuestras necesidades calóricas diarias son de 2000kc y llevamos una dieta equilibrada con unos porcentajes de 55% Carbohidratos, 25% grasas y 25% proteínas, tenemos que 0.55 * 2000 = 1100kc deben provenir de carbohidratos (carbohidratos de calidad, generlamente de IG bajo, salvo momentos puntuales como son el desayuno y posteriormente a un esfuerzo físico).

Estas 1100kc representan 1100/4 = 275 gramos de carbohidratos. Si por algún casual, nosotros cuando llegamos a la hora de la cena, hemos ingerido 180 gramos de CH con la ingestión de pan, arroz, patata, avena…. etc, todavía hacen falta 95 gramos para llegar a nuestras necesidades diarias. En ese caso, nuestro cuerpo todavía necesita que comamos pan, patata, arroz, pasta o cualquier otro cereal que nos aporte dichos carbohidratos.

Aquí dejo el artículo en el que desmitificaba esto: Mitos: Los carbohidratos por la noche engordan.

Sufro de resistencia a la insulina por genética y al reducir mi grasa abdominal a base de pastillas y ejercicio, ya la he solucionado

Los médicos siempre van a intentar elegir el camino más corto para solucionar el problema, pero eso no significa que elijan el más saludable. La resistencia a la insulina está relacionada con el perímetro abdominal y con las dietas altas en carbohidratos. Es normal que cuando una persona baja de peso y logra reducir ese perímetro abdominal la resistencia a la insulina que ha generado, mejore de forma sustancial, arreglando ese problema de salud que comenzaba a tener y que podía desencadenar una diabetes de tipo II

Pero esto no viene generado por la genética, ni se soluciona haciendo ejercicio y tomando pastillas, la solución óptima y saludable es comenzando a tener unos hábitos saludables en la alimentación (el ejercicio ayuda a que este proceso sea más rápido y a estar más sanos, pero me gusta hacer hincapié en la nutrición porque desde mi punto de vista está totalmente olvidada y siempre se asocian las mejoras físicas y de salud al deporte únicamente)

Si tienes una dieta equilibrada con un porcentaje de macronutrientes adecuado, que provienen de buenas fuentes de alimentos y además obtienes las vitaminas, minerales y fibra necesarias para el organismo, te aseguro que tendrás buena salud y gozarás de unos buenos análisis de sangre en el que se demuestre que las transaminasas estarán en sus niveles , el colesterol será el correcto y todos los distintos parámetros que se analizan estarán en sus niveles. Siempre y cuando no exista un problema de tipo hormonal en dicha persona como puede ser de tiroides, pero os aseguro que los problemas genéticos son en un porcentaje muy bajo. 

Es muy fácil para todo el mundo echar la culpa de los males de salud a la edad o a la genética y si todos tuvieran una alimentación saludable, se darían cuenta de que la solución a sus males en cuanto a la salud se refiere, lo tienen delante de sus propios ojos, en la alimentación.

Por hoy finalizo aquí mi tanda de “mitos y barbaridades nutricionales” escuchadas últimamente.

EDITADO: NOTA ADICIONAL

Pido perdón si alguien del gremio médico se ha sentido ofendido, no me gusta para nada generalizar y sé que lo que comento aquí no sucede en el 100% de los médicos, pero he insistido tanto en este artículo acerca de estos ejemplos por que por desgracia, muchas personas prefieren creer ciegamente lo que les ha dicho un médico endocrino en lugar de informarse por su cuenta y aprender realmente cómo funciona nuestro cuerpo y cómo afecta la alimentación a nuestras vidas.

No obstante lo dicho, pido perdón si alguien se ha podido sentir ofendido y no es mi intención desprestigiar a todo el gremio médico que tanto ha tenido que estudiar a lo largo de su vida, solo quiero recalcar que nadie tenemos la verdad absoluta y todos debemos informarnos e interesarnos en tener la información adecuada (sea del tema que sea)

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Facebook: https://www.facebook.com/jabefitness
Twitter: @jabenitez88
Instagram: @jabenitez88
Feed de Podcast: feeds.feedburner.com/jabefitness-podcast
Podcast en Itunes: https://itunes.apple.com/es/podcast/jabe-fitness-habitos-saludables/id908050681
Podcast en iVoox: http://www.ivoox.com/podcast-jabe-fitness-habitos-saludables-nutricion-dep_sq_f1128761_1.html
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/Jabefitness

  • Enrique

    Buen articulo, me gusta esta nueva seccion, esperando la proxima!!!

    • Jose Alberto Benítez Andrades

      Gracias Enrique!

      Intentaré ir actualizándolo poco a poco ya que son muchas las cosas que escucho 🙂

  • yolanda regalo perfecto

    Son muy buenos tus consejos, ya iba siendo hora de que alguien acabara con todos estos mitos. Suprimiendo alimentos no solo puede hacer que no bajes de peso si no que dañes tu salud. Con una dieta muy estricta perderás peso rápido y lo cogerás por dos más rápido todavía. Cada cuerpo es un mundo y cada uno debe seguir una dieta personalizada, en mi caso, perdí 14 kilos después de dar a luz gracias a la ayuda de una nutricionista. No sólo no los he recuperado si no que he seguido perdiendo peso: 4 kilos menos en 2 años .

    • Jose Alberto Benítez Andrades

      Buenas Yolanda!

      Gracias por tu comentario! Son tantos los disparates que se escuchan por la calle… y las continuas quejas y excusas a la genética en cuanto al estado de forma de las personas que me gusta poder aportar lo que sé para que todo el mundo pueda ir quitándose mitos de la cabeza y cambiando su estilo de vida, cogiendo buenos hábitos alimenticios 🙂

      Un saludo y muchas gracias por leerme! y me alegro mucho de lo que pudiste lograr gracias a una nutricionista cualificada 🙂

  • Carlos Casado

    Hola Jabe, enhorabuena por tu blog, tu dedicación a una vida sana y por compartirlo con todo el mundo.
    Sólo decirte que sí, lamentablemente, en este artículo has generalizado. No se si has tenido relación directa con el trabajo diario de médicos ( ya sean especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, Internistas o Endocrinólogos), pero como médico te puedo asegurar que varias de las cosas que expones no son aplicables a una gran mayoría de profesionales que conozco ni a mí mismo, y mucho menos a las guías médicas de nutrición.
    Profesionales buenos, regulares o malos habrá en todas partes, así como aquellos que se dedican a un área en concreto y no a otras, y la mayoría de los pacientes no saben cúal es la labor de determinados especialistas, y consultan y preguntan y quieren respuestas inmediatas, y a veces hay que intentar responderlas de la forma más “neutra” posible, transmitiendo conceptos por desgracia equivocados en algunas ocasiones.
    Sí es cierto que puede que haya médicos que no están formados en temas de nutrición (totalmente normal, por otra parte), y otros que se quedaron anclados en la época en la que la alimentación se basaba en suposiciones y “recetas de la abuela”.
    Dices también que ” los médicos SIEMPRE van a intentar elegir el camino más corto para solucionar el problema”. Como tú mismo te habrás dado cuenta, es bastante inexacto e injusto. Y te lo explico muy sencillamente: no creo que encuentres prácticamente ni un médico que, ante un problema de hiperglucemia, intolerancia a hidratos de carbono, hipertensión o dislipemia, lo primero que recomienden sean pastillas. Siempre (y ahora sí con mayúsculas) se recomienda primero vida saludable (ejercicio y dieta). Sólo con esto muchísima gente resuelve este tipo de problemas, pero por supuesto también es necesario un estudio complementario, que determinará las causas y las posibles soluciones.
    Muchas veces no es el médico el que quiere el camino corto. Por desgracia, la educación sanitaria en este país ha sido muy descuidada ,y se asume que todo el mundo tiene derecho a todo y a tenerlo ya por el hecho de pagar impuestos. La demanda de reslutados inmediatos por parte de los pacientes hace en muchas ocasiones que se intente dar una solución “rápida” para que vea resultados e intentar convencerle de seguir un plan más a largo plazo (que en muchas ocasiones el paciente no cumple). Pero esto es otra historia muy muy larga que no viene a cuento.
    También dices que la resistencia a la insulina no viene generado por la genética, ni se soluciona con ejercicio y pastillas. Otra vez, un concepto equivocado, una gran inmensidad de problemas de salud vienen determinados por la genética y, evidentemente, la diabetes es un ejemplo más que claro y demostrado.
    Otro extracto : “para escurrir el bulto y acabar deprisa la consulta”. Como pretendes que no haya profesionales que se hayan sentido ofendidos…. Me inclino más a pensar que el paciente le dijo al médico que por la noche le entraba hambre y se comía media barra de pan con nocilla. Entonces el médico evidentemente le dijo que no comiera pan por la noche, pero el paciente entendió lo que le dió la gana (que pasa más de lo fuera deseable, por desgracia) y ese mito se extendió de persona a persona, no de profesional médico a otro profesional médico. Esto es una suposición tan vacía y absurda como cualquier otra, pero espero que sirva para ilustrar que muchas veces las cosas varían mucho según el punto desde que se observen.
    En temas de nutrición y ejercicio casi todas tus opiniones me parecen muy coherentes y lógicas, pero en temas de fisiopatología, etiología y tratamiento de problemas de salud, mejor dejarlos en manos de los profesionales, sí, esos que nos hemos pasado media vida estudiando y la otra media que nos queda nos la pasaremos estudiando también, y no sustituirlo por una tarde buscando en google o la wikipedia.
    Para terminar, decir que creerse a pies juntillas todo lo que se dice no es una opción. Todos tenemos que tener pensamiento crítico y, si no nos convencen las explicaciones de nuestro médico, podemos solicitar el cambio o la valoración por otro (por lo menos en Madrid existe el área única). Igual que tampoco hay que creerse todo lo que se escribe en los blogs.

    Todo esto te lo digo desde mi experiencia diaria durante más de diez años, así como la de muchos de mis compañeros más experimentados y con mayores conocimientos que los míos. Y no, no soy endocrino.
    Si me he decidido a escribir es porque este blog me importa, me gusta mucho su enfoque, y creo que puede ser realmente útil a mucha gente. Y lo más importante como médico: tú posiblemente no vayas a ser un usuario asiduo a los servicios de salud, y la gente que haga como tú tampoco. Y eso, aunque nos quite trabajo, es una bendición…..

    Muchas gracias y perdón por extenderme tanto.
    Un saludo.

    • Jose Alberto Benítez Andrades

      Buenas Carlos, en primer lugar, agradecerte la enhorabuena por el blog y por mi dedicación a una vida sana, es una satisfacción para mí saber que existe alguien detrás de lo que escribo! 🙂

      En cuanto a tu queja (totalmente comprensible) voy a intentar contestarte de la forma más breve posible pero sin dejarme nada en el tintero:

      – Conozco y tengo relación directa con la medicina ya que se da la casualidad de que mi novia es médico especialista, precisamente por ello me he tomado la “licencia” de escribir al respecto. Pero en ningún he querido generalizar, sí que es cierto que las historias que he contado en este artículo, han sido reales y producidas por compañeros del gremio, pero insisto, mi intención no es GENERALIZAR, sino hacer ver a la gente que no todo el mundo sabe sobre todos los temas (sean médicos, ingenieros , arquitectos….)

      – En relación a “los médicos siempre van a intentar elegir el camino más corto”, vuelvo a insistir, no se puede nunca generalizar, pero a los médicos se os forma para que curéis enfermedades, no para que eduquéis nutricionalmente a nadie (de hecho, si te pasas por este artículo http://www.jabefitness.com/las-pastillas-lo-arreglan-todo/ defiendo dichas decisiones), y si es necesario recetar o indicar que se debe tomar cierta pastilla para solucionar algo, está claro que es lo que se debe hacer (pero en muchas ocasiones, hay otras vías, y no digo en todas las ocasiones).

      – En cuanto al tema de la insulinorresistencia, no estuve acertado en la manera de expresarlo, lo que yo quería comentar es que NO SIEMPRE es un problema genético , y la gente (no digo los médicos) suele tirar muy deprisa de la “típica” excusa de “Yo es que engordo porque debo ser insulinorresistente” o … “es que tengo hipotiroidisimo” (cuando resulta que ya se están tomando la pastilla).

      – Respecto a lo de escurrir el bulto, te aseguro que la historia de la levadura del pan es totalmente cierta, pero de verdad, mi intención no es NI GENERALIZAR ni criticar al gremio médico, sobre todo cuando tengo a una persona querida y muy cercana que pertenece al mismo :).

      – En cuanto a los temas de nutrición y ejercicio, justamente hoy escribí un artículo acerca de la veracidad de la información de los blogs y otros medios: http://www.jabefitness.com/no-te-creas-todo-lo-que-te-cuenten/ , y he de decir que me ha tocado un poco la fibra tu expresión “una tarde buscando en google o la wikipedia” porque, precisamente en mi caso, intento obtener la información de estudios que están en pubmed o referenciando a gente que ha puesto su información basándose en estudios del pubmed 🙂 (en bastantes artículos míos encontrarás las fuentes)

      Te doy las gracias por haberte tomado el tiempo en leerme, pero sobre todo, por haberme escrito este comentario, de verdad que es un placer para mí saber que me leen y sobre todo, saber que me lee gente con altos conocimientos en temas de medicina y salud.

      Muchas gracias Carlos, espero haberte respondido a todo el comentario y de verdad, mi intención no era generalizar, pero las historias que conté son totalmente verídicas.

  • Carlos Casado

    Hola Jabe, tienes un punto de vista más completo que la mayoría de la gente al tener una persona cercana que se dedica a la medicina, por lo tanto también sabrás que las experiencias que la gente suele contar son en su mayoría las negativas, porque se asume que acertar con un diagnóstico y tratamiento es nuestro trabajo, y se valora bien poco.
    Por cada experiencia negativa puedo contar cien positivas, pero esta no es la cuestión.
    En cuanto a que a los médicos se nos forma para curar enfermedades, eso no es cierto, o por lo menos no es completo. Durante los primeros años de carrera se nos enseña cúal es el estado “sano” del cuerpo, y posteriormente se nos enseña como evitar que se pierda la salud, y en caso de que esto no sea posible, se nos enseña cómo recuperar el estado de salud. La base de la salud no está en el tratamiento, sino en la prevención, área a la que se dedica muchísimo esfuerzo, trabajo y dinero, porque está más que demostrado que prevenir es mucho más beneficioso que curar (menos para las empresas farmacuéticas).
    Yo te pongo varios ejemplos: hay mucha gente hipertensa que prefiere tomar pastillas y comer con sal, antes que retirar la sal de su dieta, pudiendo también retirar la medicación. Igual que hay diabéticos que prefieren correr el riesgo de las complicaciones y aumentar dosis de insulina por no dejar de comer determinados alimentos. Esto es mi día a día y el de muchos médicos.
    En cuanto a lo de la insulinorresistencia y las excusas de la gente no puedo estar más de acuerdo contigo. Que si retengo líquidos, que si es por la cortisona que me dieron hace años, que si yo apenas como, que es que toda mi familia es obesa, que si soy de hueso ancho…..
    El tema de la levadura me lo creo, por supuesto. Como tú dices, muchos no somos especialistas en nutrición y se pueden emitir conclusiones muy poco fundadas (posiblemente por conceptos anticuados y no contrastados con estudios).
    En cuanto a lo de pasar una tarde buscando en google, no me estaba refiriendo a tí. Si sigo este blog y otros similares, es precisamente porque la mayoría de los datos que aportas están contrastados por asociaciones profesionales y estudios. Me refería a que, al animar a la gente a informarse por su cuenta, no tienes en cuenta que muchos lo que harán será eso, meterse en internet a buscar esa información, sin saber si las fuentes a las que acuden son fiables, pudiendo generar ideas equivocadas. En mi práctica diaria tengo que enfrentarme con mucha frecuencia a pacientes que vienen con la hoja impresa de internet para exigir o echar en cara algo, dudando de tu criterio “porque lo he leido en internet”. Tú puedes tener acceso a PubMed, UpToDate y otras revistas médicas, pero la mayoría no. A mí siempre me gusta informarme por mí mismo de las cosas, no sólo de las relacionadas con la salud, pero tengo mucho cuidado de dónde busco, y al final siempre pesará la opinión de un especialista en la materia, sea la que sea.
    Simplemente quería hacer una puntualización a tu artículo, en cuanto a la forma, ya que el fondo (de este artículo y de todos los que escribes) es prácticamente indiscutible.
    Un saludo

    • Jose Alberto Benítez Andrades

      Buenas de nuevo Carlos!

      – Efectivamente como bien dices, las personas suelen contar sus experiencias generalmente negativas, de las positivas no habla nadie, pero en este caso concreto quería exponer simplemente el error (como bien indicas más adelante en tu comentario) de algún médico en alguna ocasión concreta al basar algún comentario o creencia suya sin contrastar estudios actuales.

      – En cuanto a vuestra formación, vuelvo a insistir, no dudo en que se os eduque para conocer cómo funciona un cuerpo saludablemente y posteriormente evitar que se pierda la salud, sino que pienso que os deberían explicar de una forma un poco más práctica algunos de los aspectos directos de la nutrición relacionados con mantener la salud. También es verdad que la carrera de medicina es MUY DURA y MUY AMPLIA como para encima añadir más materia….. con lo cual, es prácticamente imposible que esto que estoy comentando pudiera ser posible, y precisamente por ello existen carreras como bioquímica, nutrición, etc….

      – Respecto a los ejemplos que expones, yo mismo en el artículo sobre “las pastillas” he indicado que es imposible cambiar los hábitos de las personas, con lo cual, no hace falta que me expliques el ejemplo de la sal en hipertensos y la pastilla…. Lo que he querido “mostrar” con este artículo, no es el hecho de que el médico no eduque nutricionalmente a alguien, sino más bien, que la gente que llega a mi blog, se de cuenta de que efectivamente la llave de vivir saludablemente y llegar a tener una vejez lo mejor posible (con el mínimo de pastillas necesarias), la tiene en su propia mano.

      – En el tema de las excusas de las personas a la hora de controlar su peso, efectivamente a eso me refiero y son las que quiero poco a poco ir desmintiendo referenciando a distintos estudios para que la gente se conciencie de que lo que yo escribo aquí sí tiene un fundamento científico y es lo que se considera cierto (al menos a día de hoy y con los últimos estudios realizados, dentro de unos años quién sabe). En definitiva, quiero abrir los ojos a muchas personas que solo buscan excusas genéticas cuando realmente dichos problemas no suelen ser (en la mayoría de la población) por su genética, sino por su estilo de vida (aunque lógicamente los hay que sí son genéticos, cada persona es un mundo).

      – Y en relación a la búsqueda de información, creo que no leíste mi último artículo http://www.jabefitness.com/no-te-creas-todo-lo-que-te-cuenten/. En dicho artículo precisamente invito a todo el mundo a investigar por su cuenta de forma correcta, eligiendo fuentes de información con alta veracidad para que no se sigan extendiendo mitos (sea cual sea la temática), creo que todos (aunque no tengan acceso al contenido completo de pubmed) pueden ver los abstract y conclusiones de distintos estudios, e igualmente, hay muchos libros y muchos blogs de gente verdaderamente experta que se basa en dichos estudios actuales (que también puede servir).

      Agradezco enormemente todas tus palabras y me ha encantado poder contestarte tanto a este comentario como al anterior :).

      Un saludo y muchas gracias por leerme y por escribir!

  • Sport Look | Looks and shoes

  • Gracias por dejar un comentario, por favor sea claro. Está permitido código HTML y href.
Email
Print